El Sindicato de Enfermería, Satse, ha advertido que, en menos de dos años, puede haber más de 30.000 profesionales enfermeros en paro si no se hace una correcta adecuación entre la oferta de plazas formativas para la titulación de Enfermería y la demanda del mercado laboral de nuestro país.

En el estudio “Análisis del Empleo en Enfermería”, Satse aborda la actual situación laboral del colectivo, concluyendo que sigue sufriendo un gran deterioro tras años de sucesivos recortes, y reitera también, en base a los datos analizados, que es muy necesario que aumenten las plantillas de enfermería para ofrecer una atención adecuada a los ciudadanos.

El informe explica que, en la actualidad, la media de jóvenes enfermeros que salen de las universidades españolas es de unos 11.000 por año. Profesionales que en su práctica totalidad siguen sin encontrar en España una salida laboral, al no producirse apenas contrataciones. Se crean, por tanto, falsas expectativas y un sentimiento de frustración generalizado.

Ante esta situación, Satse considera que, por el momento, es totalmente ilógico que se siga incrementando de la manera en que se está haciendo el número de enfermeros egresados cada año, apuntando que, a tenor de la evolución normal del paro enfermero en relación con el número de nuevos titulados, se puede llegar a contar a finales de 2017, con más de 30.000 profesionales en paro, es decir, una tasa de desempleo superior al 15 por ciento.

Por ello, la organización sindical entiende que es imprescindible y urgente realizar, de manera transitoria, una adecuación entre la oferta de plazas de formación para la titulación de grado en Enfermería y la demanda del mercado laboral.

Según Satse, en la actualidad no existe en nuestro país un criterio uniforme y lógico a la hora de determinar el número de futuros graduados en Enfermería, y no se tiene en cuenta la demanda y necesidades de profesionales por parte del Sistema Nacional de Salud.

Si las universidades no limitan la oferta de plazas para la formación de nuevos enfermeros, y de seguir la tendencia actual, existirá una sobresaturación de profesionales cuya única salida laboral será la emigración al extranjero a puestos de trabajo precarios, apunta el informe, que denuncia que son los países con más recursos que el nuestro los que están aprovechando las capacidades de nuestros profesionales.

Fuente: Gaceta Médica

1 Comentario

Dejar respuesta