Reducción de jornada por guarda legal.

Por razones de guarda legal, cuando el personal tenga el cuidado directo de algún menor de doce años, de persona mayor que requiera especial dedicación, o de una persona con discapacidad que no desempeñe actividad retribuida, tendrá derecho a la reducción de su jornada de trabajo, con la disminución proporcional de retribuciones que corresponda.

Este mismo derecho, y en las mismas condiciones, será aplicable a quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, cónyuge o pareja de hecho, que, por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por sí mismo y no desempeñe actividad retribuida.

Criterios comunes a determinados tipos de reducción de jornada vinculadas a la conciliación de la vida familiar y laboral.

Se tendrá en cuenta para su concesión que la concreción de horario de la reducción, tanto en la modalidad de jornada ordinaria como en la jornada complementaria reducida, corresponderá al trabajador en función de las necesidades objetivas de conciliación, si bien la petición estará sujeta al necesario consenso con los responsables de la unidad o servicio a que el interesado esté adscrito, en orden a garantizar el normal funcionamiento de los mismos.

Asimismo, a menos que redunde en beneficio de la prestación del servicio, en las mencionadas modalidades de reducción de jornada no cabrán acumulaciones de jornada para constituir jornadas completas, salvo que se trate de reducción de jornada por violencia de género o por cuidado de hijo menor afectado por cáncer u otra enfermedad de carácter grave, o por cuidado de familiar de primer grado.