El Gobierno obliga a los cigarrillos electrónicos a llevar advertencias sanitarias en sus envases

0
259

Las advertencias sanitarias tendrán que ocupar un 30 por ciento del envase

Además, se prohíben los paquetes de tabaco de menos de 20 cigarrillos

La mentira de los cigarrillos electrónicos

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Real Decreto y un anteproyecto de Ley para culminar la trasposición de la Directiva Europea sobre Productos del Tabaco y productos relacionados, por el que obligará a los cigarrillos electrónicos y sus líquidos de recarga a llevar advertencias sanitarias en sus envases. Además, se prohíben los paquetes de tabaco de menos de 20 cigarrillos.

“El objetivo principal es alcanzar la protección de la salud de los fumadores e, indirectamente, también la de los fumadores pasivos”, ha señalado el ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La trasposición, que llega con un año de retraso ya que el 20 de mayo de 2016 finalizó el plazo que dio la Unión Europea a sus estados miembros para incorporarla a sus ordenamientos jurídicos, también obliga a duplicar el tamaño de las advertencias sanitarias que tienen las cajetillas de tabaco.

En el caso de los cigarrillos electrónicos, ha explicado Méndez de Vigo, las advertencias sanitarias tendrán que ocupar un 30 por ciento de la cara exterior del envasado, que también deberá llevar seguridad a prueba de niños.

En el resto de casos, las advertencias combinadas (textos e imágenes) en las caras anterior y posterior deberán ocupar el 65 por ciento para los cigarrillos y bolsas de picaduras y textos en los laterales ocupando una superficie del 50 por ciento. Además, deben incluir información sobre el abandono del tabaquismo.

La norma también establece un sistema de vigilancia de efectos adversos, se prohíbe la comercialización de productos del tabaco con aromas característicos, se establecen limitaciones a la venta como la prohibición de la venta a distancia transfronteriza.

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here