La India otorga a Gilead la patente sobre el compuesto básico de sofosbuvir para la hepatitis C

Si el proceso tuviera éxito, se podría acelerar la entrada de medicamentos genéricos a Europa

Las organizaciones Médicos del Mundo (MdM), Médicos Sin Fronteras (MSF) y Salud por Derecho, junto a una treintena de ONG de 17 países han presentado este lunes una nueva oposición a la patente del conocido sofosvubir, el fármaco para la hepatitis C deGilead Sciences.

El objetivo, señalan las organizaciones, es eliminar las barreras que impiden a millones de personas recibir tratamiento.

“Con 80 millones de personas en todo el mundo viviendo con hepatitis C, el tratamiento tiene que estar disponible para todos los que lo necesiten, sin importar dónde vivan”, ha señalado en un comunicado Isaac Chikwanha, asesor médico de Médicos sin Fronteras. “Un medicamento que cura no hace ningún bien si la gente que lo necesita no puede pagarlo”, ha añadido.

Esta oposición colectiva tiene predecentes. Fue en 2015 cuando Médicos del Mundo presentó la primera oposición a una de las patentes del fármaco ante la Oficina Europea de Patentes (EPO, por sus siglas en inglés), cuya respuesta, en octubre de 2016 provocó que la compañía farmacéutica se viera obligada a introducir enmiendas en la documentación de solicitud de patente del fármaco.

La nueva exigencia, tal y como explican las ONG, se sustenta en que el compuesto base del fármaco no supone una “invención” y que, por lo tanto, la compañía farmacéutica no cumple con los requisitos definidos por el Convenio Europeo de Patentes en 1973. Desde MSF denuncian la facturación del laboratorio Gilead, a precios muy altos, para un fármaco que ya ha perdido la protección inicial y por el que los gobiernos siguen aceptando el pago de cantidades muy elevadas.

“El alto precio que ha impuesto Gilead está impidiendo el acceso al tratamiento para todos aquellos que lo necesitan, así como para la futura erradicación de la enfermedad”, ha asegurado en un comunicado Vanessa López, directora de Salud por Derecho.

Mayor compromiso internacional

Si esta petición se resuelve con éxito, la oposición podría acelerar la entrada de medicamentos genéricos en Europa y generar, así, argumentos legales para ayudar a todos los Estados a empoderarse en las negociaciones con Gilead. “Sin embargo, el laboratrorio Gilead sigue facturando precios muy altos para un fármaco que ya ha perdido la protección inicial y los gobiernos siguen aceptando pagar esos elevados precios”, denuncia Médicos del Mundo.

No obstante, desde las organizaciones instan a los Gobiernos y las administraciones europeas a hacer uso de los mecanismos internacionales “para eliminar las barreras que suponen las patentes para el sofosbuvir y proteger los intereses generales en lo que respecta a la salud pública”.

En el caso de España, Salud por Derecho lleva desde 2014 denunciando la falta de acceso a este fármaco junto a otras organizaciones españolas. “Hace poco que diversas asociaciones de pacientes han conseguido que el medicamento vaya a estar disponible para todas las personas que lo necesiten en este país, aunque los precios que pagará el Estado van a seguir siendo excesivamente altos”, apostilla Vanessa López.

La desigualdad en el acceso en las diferentes regiones españolas así como el racionamiento de los tratamientos, han llevado a lass organizaciones a seguir trabajando para conseguir que este fármaco tenga un precio justo y asequible en todos los países del mundo..

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here