Báñez ha admitido la existencia de “abuso” en el ámbito sanitario por la excesiva temporalidad

Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid ya han puesto en marcha sus propias estrategias de reconversión

Europa dio la voz de alarma, con la sentencia que criticaba laencadenación de contratos temporales en la sanidad española. Un hecho que puso en jaque a un sector que llevaba tiempo advirtiendo de la excesiva temporalidad de los profesionales del sistema sanitario.

Aunque los fallos del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sólo tienen efecto directo sobre los casos particulares enjuiciados, sí que se ha abierto la puerta para regularizar la situación de los más de 170.000 eventuales einterinos que trabajan actualmente en la sanidad pública —casi un 30 por ciento— y que han convertido el sistema, como en más de una ocasión ha señalado el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, en la mayor empresa de trabajo temporal de España.

Esta realidad también ha trascendido a otras esferas políticas, asumiendo que esta situación requiere una solución. La ministra de Sanidad en funciones, Fátima Báñez, ha admitido la existencia de algunos casos de “abuso” en el ámbito de la sanitario por la excesiva temporalidad del empleo y asegura que el Gobierno está estudiando cómo corregir la situación.

De primeras, la titular va a reactivar el Consejo Interterritorial, a través del grupo de recursos humanos, para abordar ese problema con las comunidades autónomas. De hecho, la Comisión de Empleo y Seguridad Social aprobó la semana pasada una moción para instar al Gobierno a iniciar el plan de actuación con las administraciones autonómicas y los sindicatos con el objeto de reducir la tasa de temporalidad en la sanidad a menos de un 10 por ciento. Pero este plan va más allá, no sólo lo abordarán las comunidades, según la moción deberán participar los sindicatos.

El objetivo de este encuentro será modificar las limitaciones a las tasas de reposición cuando afecten a puestos de carácter estable, reconocer todas las plazas con contratos concatenados de más de dos años y fijar un calendario de Ofertas Públicas de Empleo.

Una moción que ha sido bien recibida por las organizaciones sindicales que llevan varios meses reclamando retomar el diálogo. UGT, por su parte, quiere aprovechar este encuentro para negociar la modificación delEstatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud. “Esta norma, aprobada sin consenso en su día, debe adecuarse a lo fallado por el TJUE, restablecer el principio de causalidad en los contratos temporales e introducir la indemnización al término de su contrato”, aseguró el sindicato en un comunicado.

Por otra parte, Báñez también se compromete a retomar el diálogo para abordar otra sentencia europea que llama a tratar por igual a los empleados que tengan un contrato fijo y a los que son interinos o eventuales, a la hora de establecer las indemnizaciones por despido.Báñez tiene claro que en el ámbito del diálogo social “se puede encontrar ese punto de encuentro”.

Como explicó la ministra, el Ejecutivo está estudiando el fallo con el objetivo de mejorar la protección social de los trabajadores y conceder una seguridad jurídica a las empresas. Báñez aseguró que el número de contratos temporales e interinos preocupa al Gobierno desde antes, incluso, de esa decisión judicial.

No reforma alternativa

A juicio de la ministra no se puede “condenar a una persona a tener contratos temporales encadenados”. Según recordó durante una intervención en el programa de Antena 3 ‘Espejo Público’, el acuerdo de investidura firmado por el PP y Ciudadanos ya contempla medidas en este sentido, para mejorar los contratos de interinidad. A pesar de este acercamiento con la formación de Albert Rivera en materia de empleo, a Báñez le sigue sin convencer la propuesta estrella de Ciudadanos, el contrato único, afirmando que “España no es país para el contrato único, como tampoco lo es ninguno de la Unión Europea”, porque, a su juicio, cada sector tiene sus necesidades.

En cualquier caso, la titular de Empleo tiene claro que un nuevo gobierno del PP “no va a derogar la reforma laboral como reclaman los socialistas desde que se aprobó”. Como explicó la ministra, la alternativa a esta reforma “es nada”, y “volver a las políticas que trajeron a España cinco millones de parados no es acertada”, aseveró.

El Sescam calienta motores

Y mientras el Gobierno busca sus propias fórmulas para acabar con la precariedad, alguna comunidad autónoma ya ha decidido tomar cartas en el asunto. La Dirección Gerencia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha convocado a las organizaciones sindicales con representación en la Mesa Sectorial del Sescam para informar acerca de la instrucción sobre contrataciones temporales en los centros sanitarios.

Desde hace unas semanas el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) está “centralizando” la contratación temporal del personal que hasta ahora realizaban todas las gerencias sanitarias. Así, la instrucción del servicio prohibe las contrataciones con carácter general salvo para el personal facultativo y especialistas de área, hasta final de año y por motivos presupuestarios.

De este modo, la consejería busca la homogeneización de los nombramientos temporales y, como aseguran desde el Gobierno regional, “esta instrucción es una etapa dentro del proceso de consolidación”. En este sentido, la directora gerente del Sescam, Regina Leal, insiste en que no se está prohibiendo la contratación de profesionales, si no que únicamente se ha cambiado el procedimiento. De hecho, ”en los primeros días de vigencia de la instrucción se autorizaron cerca de 220 contrataciones”, destaca Leal.

La consejería ‘mete’ prisa

La consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid también se encuentra inmersa en una fase de reconversión. Espera tener totalmente completado a finales de año el proceso de más de 5.000 profesionales eventuales de atención hospitalaria y del Summa 112 en interinos, según explica el director general de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad, Pablo Calvo.

Calvo detalla que se ha adoptado el compromiso en Mesa Sectorial de crear un grupo de trabajo sobre este proceso de reconversión para dimensionar las plantillas en función de categoría y especialidad médica. Además, el director general ha explicado a los sindicatos que el recurso de inconstitucionalidad sobre determinados preceptos de la Ley de la Comunidad de Madrid de medidas fiscales y administrativas de 2015 no afecta al proceso, “dado que el soporte normativo es el Estatuto marco de los Trabajadores y los acuerdos de la mesa sectorial”, explican.

Como ya adelantó el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, esta estrategia de reconversión lleva tiempo desarrollándose. De hecho, en atención primaria ya se ha completado y ahora es el turno de atención hospitalaria y emergencias.

Calvo asegura que la Consejería quiere “darse prisa” y lograr el porcentaje de eventualidad del cinco por ciento. En ese caso, la proporción de empleados eventuales respondería simplemente a cuestiones coyunturales del servicio sanitario.

Fuente: Gaceta médica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here