El 80 por ciento de las personas en riesgo de padecer un cáncer de colon -más de ocho millones- se encuentran excluidas de los programas de cribado debido a la desigual implantación entre comunidades de las pruebas de detección precoz, que sólo llegan al 20 por ciento de la población de riesgo. Extremadura sería una de las regiones que aún no ha desarrollado por completo el programa de cribado para detercar este tumor -el primero en incidencia y el segundo en mortalidad-.

En el año 2010 el Ministerio de Sanidad se comprometió a que en 2015 el 50 por ciento de la población de riesgo -las personas de entre 50 y 69 años y aquellas con antecedentes familiares- estuvieran cubiertas a través de un test de sangre oculta en heces como primer paso del cribado de cáncer de colon.

El pasado año, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) entregó al Ministerio 700.000 firmas con las que pedía a Sanidad que ese test fuera obligatorio en todas las CCAA.

Así, el Ministerio de Sanidad incluyó en la Cartera de Servicios Comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS) la obligatoriedad de aplicar este test al 50 por ciento de la población diana en cada una de las CCAA.

Sin embargo, a un mes de que se cumpla el plazo establecido por Sanidad, la AECC ha denunciado hoy que sólo el 20 por ciento de la población de riesgo ha conseguido ser incluida en un programa de cribado, mientras que «no se está llegando a tiempo de reducir el riesgo de morir por cáncer de colon» de 8 millones de personas.

Además, la AECC ha alertado sobre la falta de equidad, ya que hay CCAA, como País Vasco, Cantabria, Valencia, La Rioja y Navarra con un alto porcentaje de implantación y otras, como Madrid, Andalucía, Castilla La Mancha o Extremadura en las que este programa todavía no ha comenzado.

«Según vivas en una comunidad u otra de España estás más o menos protegido contra el cáncer de colon y esto va en contra del principio de equidad», ha denunciado Ignacio Muñoz, miembro del Consejo Nacional de la AECC.

Cada año se detentan en España 30.000 nuevos casos de este tipo de cáncer, uno de los que presenta mayor mortalidad, ya que la mitad de los enfermos fallece.

Sin embargo, el cáncer de colon es «el más fácil de erradicar» si se coge a tiempo gracias a los test de sangre oculta en heces y la posterior colonoscopia que permite observar si existen pólipos sospechosos y extirparlos.

Muñoz ha explicado que el cribado de cáncer de colon es una vía económicamente eficaz, ya que implantarlo costaría a la Sanidad pública 65 millones de euros anuales, mientras que el tratamiento del cáncer supone un coste de 1.000 euros al año.

Así, los test de cribado supondrían el 6 por ciento de lo que cuesta el tratamiento de este cáncer.

Además, Muñoz ha señalado que a corto plazo se podría reducir la mortalidad de este tumor entre un 30 y un 35 por ciento.

Ante esta situación, la AECC ha animado a todas las CCAA a que «se tomen en serio» la implantación de este programa, aunque ha reconocido que no es fácil porque supone incrementar el número de colonoscopias que se realizan, pero al mismo tiempo se reduce el equipo de oncología.

La AECC ha ofrecido los datos de implantación por CCAA, según los cuales las regiones mejor posicionadas son País Vasco -97,9 por ciento de cobertura-, Cantabria -89,7-, Comunidad Valenciana -55,8-, La Rioja -55,3-, Navarra 52,5- y Aragón -43,8-.

Por contra, Castilla La Mancha aún no se ha comprometido a implantar el programa de cribado, mientras que Andalucía, Extremadura y Madrid aún no lo han puesto en marcha.

En el caso de Madrid, existe un compromiso político de puesta en marcha de este proyecto en 2015 y su implantación está contemplada en los presupuestos para el próximo año.

Diario HOY

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.