Las redes sociales reflejan a la perfección la sensación generalizada entre los enfermeros presentados a la prueba. Buena muestra de ello da Twitter, que cuenta con los hastags #EIR y #EIR2014, y en la que la ‘facilidad’ de la prueba está muy presente. Así, entre las menciones se pueden leer valoraciones como “infinitamente más fácil que el año pasado” o “nada que ver con el año pasado”, que se entremezclan con comentarios relacionados con el miedo a una prueba mucho más difícil en la edición de 2015.

A pesar del optimismo reinante, los enfermeros también se han referido a las dificultades que tendrán para acceder a una de las 961 plazas disponibles. Se trata de una petición antigua del sector, que se considera maltratado al estar entre los de menor cantidad de plazas a pesar de contar con el mayor número de candidatos, 17.382 en total.

Redacción Médica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.