hospital plantilla profesion sanitarios trabajadores salud

ALICIA ALMENDROS.- Una de cada cinco mujeres puede tener miomas durante sus años de fertilidad. La incidencia de esta patología es muy alta -más de un 35% en mujeres de entre 40 y 45 años y más de un 70% en mayores de 45 años- y sus efectos tienen un gran impacto tanto desde el punto de vista de calidad de vida de las pacientes afectadas, como en los costes directos en tratamientos médicos y quirúrgicos e indirectos en salud laboral.

“La aparición de miomas provoca mucha ansiedad en las pacientes ya que sus síntomas son muy aparatosos por el sangrado, la anemia…”, explica Elena Maldonado, enfermera de quirófano del Hospital de La Zarzuela de Madrid. Para abordar el tratamiento de los miomas, alrededor de 300 ginecólogos expusieron en una reunión, organizada por la empresa farmacéutica Gedeon Richter, los avances en esta patología. Y es que la aparición de ESMYA (Acetato de Ulipristal 5mg), un innovador tratamiento oral representa un gran avance en el manejo de los miomas uterinos sintomáticos, mejorando la calidad de vida de los pacientes. “Tener un fármaco eficaz y con un buen perfil de seguridad en el tratamiento prequirúrgico de los miomas uterinos sintomáticos supone un cambio de paradigma que los médicos debemos entender”, indica Francisco Vázquez, especialista en Ginecología y Obstetricia de la Clínica Ceoga de Lugo.

“En los últimos ha habido una gran evolución y han aparecido nuevas alternativas; incluso el tratamiento quirúrgico ha mejorado mucho y sobre todo los tiramientos hoy en día están enfocados a mejorar la calidad de vida ya que, como he dicho anteriormente son pacientes con mucha ansiedad a relacionarse y el tener diferentes opciones es muy positivo”, argumenta Maldonado.

Según ha señalado en conferencia de prensa Ignacio Cristóbal, jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de La Zarzuela de Madrid, “los ensayos clínicos realizados demuestran de manera consistente que el Acetato de Ulipristal 5mg disminuye el sangrado de los miomas y reduce su volumen sin efectos secundarios de relevancia”.

Nuevo estudio

Las enfermeras suelen estar en consulta con el ginecólogo, “ayudamos en la toma de biopsias, en la realización de ecografías, en la toma de constantes y sobre todo estas pacientes se apoyan mucho en nosotras por todas las dudas que tienen. Les ayudamos a reducir la ansiedad”, relata Elena Maldonado.

Esta enfermera está participando junto con Ignacio Cristóbal en un nuevo ensayo clínico sobre el tema en el que, aunque es pronto todavía, el balance es positivo. “Es un nuevo medicamento que está en estudio todavía. Reduce el tamaño de los miomas y por tanto reduce, o incluso anula, sus síntomas. Realizamos una selección de pacientes, siguiendo unos criterios, a los que se les administrará la medicación: puede ser placebo o no. El tratamiento dura aproximadamente 9 meses durante los que se les realizarán algunos chequeos para controlar que todo va bien y no hay ningún problema.-prosigue la enfermera.- Todavía es pronto para dar adelantar datos, pero podemos decir que a la mayoría de los pacientes se les ha reducido el tamaño del mioma, han mejorado considerablemente y se encuentran mejor”.

Fuente: Diario del enfermero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.