cuidados tercera edad paliativos atencion

Diario del Enfermero.- ÁNGEL M. GREGORIS.- Las heridas crónicas y úlceras por presión pueden conllevar complicaciones graves para la salud de quien las sufre. La formación de las enfermeras es fundamental para que puedan enfrentarse de manera óptima al tratamiento de estos problemas. Así lo entiende Federico Palomar, coordinador de la Unidad de Úlceras del Hospital General Universitario de Valencia, que afirma que “la formación en este campo debería ser obligatoria”. “La gente se cree que una úlcera no es estar enfermo y puede acarrearle muchos problemas, necesitamos gente muy bien preparada y es imprescindible una buena formación en pregrado y postgrado”, resalta el enfermero.

Actualmente, estas profesionales tienen un papel protagonista en las unidades de heridas, convirtiéndose en muchas ocasiones en el personal referente de estos pacientes. Potenciar este rol es uno de los principales objetivos de la profesión, que aboga por la especialización en este campo. “Hay que saber si estamos ante una lesión venosa o ante una lesión isquémica, saber cuáles son los signos clínicos de una insuficiencia venosa y, desde luego, conocer lo que es una terapia de compresión terapéutica”, destaca Carmen Alba Moratilla, enfermera valenciana.

En este sentido, Palomar considera que la enfermería es la filosofía del cuidado del paciente. “Somos los que cuidamos y estamos en la cabecera del paciente las 24 horas del día. Es la filosofía que no debemos perder porque curar muchas veces se hace cuidando”, resalta.

Además, las enfermeras apuestan por un trabajo coordinado con el resto de equipos para lograr los mejores resultados en el cuidado de las heridas. “Yo he sido siempre un poco el crupier de las heridas. Recibía al paciente, hacía un primer diagnóstico y dependiendo de las necesidades que tuviera el paciente o bien lo derivábamos a la especialidad correspondiente o lo resolvía yo si estaba capacitada. Siempre he intentado coordinar todos los departamentos de salud para que atiendan de una forma personalizada a cada uno de los pacientes con heridas”, apunta Moratilla.

Fuente: Diario del Enfermero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.