Murcia, primera región de Europa en medir la dosis de radioactividad que recibe cada paciente

0
719

Una normativa europea exigirá, a partir de 2018, el registro de las dosis de radiación en el historial del paciente

Disminuir todo lo posible los niveles de radiación a los que se somete cada paciente durante las pruebas radiológicas -Tomografía Axial Computerizada (TAC), mamografías o radiografías convencionales- es el objetivo de la nueva normativa de la Unión Europea. La Euratom 2013/59 obligará, a partir de febrero de 2018, a todos los centros médicos a registrar la dosis de radiación en el historial del paciente para controlar la exposición.

Una de las pioneras en Europa en aplicar esta nueva norma es la Región de Murcia, que se ha adelantado diez meses: ya ha implantado en sus diez hospitales públicos un proyecto integral y centralizado de medición y vigilancia de las dosis de radiación en estas pruebas médicas.

El jefe de servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital Universiatrio Virgen de la Arrixaca, el doctor Bonifacio Tobarra, señala a EL MUNDO que, aunque medidas similares ya se están implantando en otros hospitales de España, lo «singular» de Murcia es que, hace dos años, el Servicio Murciano de Salud (SMS) decidió incorporarlo a escala regional.

Entre los centros que lo prueban de «forma puntual», el experto indica que están el Hospital de Sanchinarro (Madrid) o el Hospital de La Fe (Valencia).

Conocer el historial de exposición

Gracias a ello, esta comunidad autónoma tiene ya conectados todos sus equipos diagnósticos, lo que facilita a los médicos la labor de conocer el historial de exposición de un paciente. De este modo, los profesionales pueden valorar hasta qué punto es adecuada la prueba radiológica, ya que puede ser preferible, para aquellos pacientes que hayan recibido altas dosis, elegir otro tipo de examen.

El proyecto, desarrollado con la compañía de tecnologías médicas GE Healthcare, ha permitido el registro de más de un millón de estudios de imagen. De ellos, se han monitorizado de forma centralizada más de 210.000 pruebas de TAC, 43.000 mamografías y 23.000 pruebas de radiología intervencionista.

Aumento de la radiación ionizante

El doctor Tobarra explica que la dosis de radiación ionizante que reciben los pacientes ha aumentado en los últimos años. «Ya ha igualado la radiación natural que recibimos los humanos, está entre dos y tres milisievert por persona y año en los países desarrollados», indica. Entre los efectos en la salud que puede producir está la inducción de cáncer, lesiones en la piel o cataratas.

Ahora, al tener disponible el historial radiológico del paciente, los profesionales de la salud podrán valorar, según la edad y el tipo de enfermedad, si hacer un TAC u otro tipo de prueba radiológica es lo más conveniente para el paciente.

«En general, el público acepta más la radiación médica frente a otro tipo de radiaciones porque entiende que obtiene un efecto directo de ella», explica.

Fuente: El Mundo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.