La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, una de las mayores organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro del mundo, ha sido galardonada en Oviedo con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015.

Esta orden católica fundada en Granada en 1593, tiene en la actualidad 350 centros distribuidos en 53 países de los cinco continentes, cuenta con más de mil hermanos, más de 55.000 profesionales y 9.000 plazas sanitarias que dan atención a más de 27 millones de personas cada año. De hecho, el acta del jurado, que ha sido leída por el presidente del Principado, Javier Fernández, ha resaltado que la Orden se centra, en los difíciles momentos que hoy vive el mundo, en cuestiones tan sensibles como la epidemia del ébola, las crisis migratorias y, en general, la protección de las personas más desfavorecidas y en riesgo de exclusión».

La candidatura, propuesta por la profesora Marta Elvira Roja, miembro del jurado del Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, se impuso entre las 27 candidaturas que optaban a este galardón, último en fallarse de los ocho premios que anualmente concede la Fundación.

Luchadores contra el ébola

La orden ha desempeñado en el último año un intenso trabajo en los países africanos más golpeados por la epidemia de ébola. Varios de sus misioneros, dos de ellos españoles -Miguel Pajares y Manuel García Viejo-, han fallecido a consecuencia de su trabajo con los pacientes afectados por el virus hemorrágico.

En su acta, el jurado ha destacado la «ejemplar labor asistencial» de esta organización religiosa cuya campaña ‘Paremos el ébola en África del Oeste’ recaudó donaciones para adecuar las áreas de aislamiento de sus hospitales en Lunsar (Sierra Leona) y Monrovia (Liberia) y permitió adquirir nuevos materiales. Durante la epidemia de ébola, ambos hospitales se clausuraron para desinfección y cuarentena, y parte de su personal resultó contagiado y en ellos fallecieron 18 hermanos y colaboradores.

No obstante, ha destacado la Fundación Princesa de Asturias, la Orden persistió en el trabajo para la pronta reapertura de los dos centros, con la formación del personal sobre protocolos de seguridad frente al virus, en coordinación con las autoridades sanitarias y otras instituciones internacionales, y continuó prestando información y asistencia a familias en cuarentena con alimentos, medicinas y apoyo psicológico.

La OHSJD, que el pasado enero recibió el Premio Ciudadano Europeo 2014 que otorga el Parlamento Europeo, tiene hermanamientos con instituciones y organizaciones locales para el desarrollo de múltiples programas de acción. Actualmente, cuenta con 350 centros, más de 70 de ellos en 27 países empobrecidos, y equipos sociales y sanitarios para la intervención en los ámbitos hospitalario, ambulatorio, de salud mental, discapacidad, geriátrico y social. La Fundación Princesa de Asturias ha resaltado que la institución mantiene su eficiencia asistencial con la actualización constante de las estructuras y el impulso a la investigación y formación sanitaria y social.

En los últimos años, han ayudado a las víctimas del terremoto en Perú (2007), del tifón Yolanda en Filipinas (2013) y a las más vulnerables de la crisis económica en España.

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.