sentencia resolucion magistrado tribunal

El Servicio Extremeño de Salud ha sido condenado a abonar una indemnización de 13.000 euros a una enfermera de la Unidad de Salud Mental del Hospital de Mérida que sufrió una agresión por parte de una paciente. Debido al ataque, la sanitaria tuvo que recibir cirugía y permanecer de baja durante cinco meses.

Tal y como recoge el diario HOY, esta sentencia firme revoca una anterior que había dictado el Juzgado de lo Penal de Mérida, recurrida por la enfermera agredida, la cual consideraba que el pago correspondía a la propia paciente. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Badajoz ha considerado que la responsabilidad recae en el SES porque existía un riesgo previsible que no fue adecuadamente cubierto, ni se contaba con un plan de riesgos laborales para evitar esas situaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.