La transmisión del virus aquí ‘es posible pero poco probable’

         CLARA MARÍN

  • Con tres casos importados de virusZika detectados en en España, [uno en Valladolid y dos en Cataluña], y cinco más en Portugal de viajeros procedentes de Brasil, -lo que sumaría un total de ocho en la Península Ibérica-, ¿debería nuestro país estar preocupado por un virus que, según dijo el jueves Margaret Chan, la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se está expandiendo «de forma explosiva»?
  • Según todos los expertos consultados por este periódico, a pesar de que en Europa ya se hayan detectado casos en varios países, estoentraría dentro de lo normal, teniendo en cuenta la movilidad geográfica de la población actual. Portugal, por ejemplo, tiene hasta 82 conexiones semanales con Brasil, el país más afectado por este brote y el que más está sufriendo sus consecuencias en los fetos de las mujeres embarazadas que contrajeron el virus durante la gestación.
  • Por tanto, es importante señalar que, aunque Chan dijo este jueves que el nivel de alarma ante el virus «es extremadamente alto», y de que se esperan entre tres y cuatro millones de casos de Zika, éste es un reto al que se enfrenta principalmente el continente americano. Los casos detectados en nuestro país, o los que puedan registrarse en un futuro, no suponen un riesgo para la población, no sólo porque la enfermedad, en general, no es grave, sino porqueel Zika no se transmite persona a persona, y requiere de la picadura de un mosquito infectado por el virus para contagiar a alguien.

·         Aquí está el mosquito tigre

  • En España no existe el mosquitoAedes aegypti -vive en climas tropicales-, que transmite cuatro enfermedades: la fiebre amarilla, el dengue, el chikungunya,y por último, el Zika. Sin embargo, en nuestro país sí vive, particularmente en la costa mediterránea, otro de la misma familia, algo así como su primo hermano: el Aedes albopictus, más conocido como mosquito tigre .
  • Este vector, según explica a este periódico Rolegio López-Vélez, jefe del Centro de Referencia Nacional de Enfermedades Tropicales del Hospital Universitario Ramón y Cajal, «no es tan bueno [como elAedes aegypti] para transmitir el Zika, pero también es capaz de hacerlo «. Sin embargo, según apunta este experto, «esto no es nuevo: en Europa ya ha habido casos autóctonos de dengue y chikungunya».
  • Así las cosas, López-Vélez considera que la transmisión del virus Zika en España«es posible pero es poco probable», y para que ésta se produjese, deberían darse los siguientes supuestos: «que llegase un viajero infectado procedente de un país afectado, que le pique el mosquito, que éste haga todo el ciclo del virus, y que, finalmente, ése mosquito pique a otra persona y le transmita la enfermedad».
  • Ésa sería la única posibilidad -salvo transmisiones por vía sexual o sanguínea, que se han documentado pero son un mecanismo de propagación poco frecuente del virus- de que se produjera un caso autóctono de Zika en nuestro país. «El día que aparezca alguien que digayo tengo Zika y no me he movido de aquí, será noticia, pero será un caso anecdótico», apunta a EL MUNDO Antoni Trilla, jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínico Universitario de Barcelona. «Aunque se sabe que elAedes albopictus puede transmitir el Zika, todavía no está bien estudiada su capacidad para transmitirlo, por lo que aún no se conoce si es un buen vehículo o no», explica en conversación con EL MUNDO José Muñoz, especialista en Medicina Tropical de este mismo hospital e investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).
  • Igualmente, López-Vélez apunta un motivo más para mantener la calma, como es que, ahora en invierno,«el mosquito está hibernando». «Nos deberíamos empezar a preocupar si llega la primavera y esta epidemia no se ha controlado», señala este especialista en enfermedades tropicales. En ese caso, quizás, «si una persona viene con fiebre de un país afectado, podría hacer un aislamiento altruista, es decir, quedarse en casa unos cinco o seis días» hasta que pase los síntomas.
  • En cualquier caso, todos los expertos consultados por este periódico insisten en hacer un llamado a la calma y, si se va a viajar a un país afectado, seguir las instrucciones habituales: utilizar repelente de mosquitos y cubrirse el cuerpo con prendas de manga larga. «Lo más importante es no alarmar, pero sí ser conscientes de que vivimos en un mundo globalizado, y que esto nos obliga a empezar a pensar quelas enfermedades infecciosas se han globalizado y ya no hay una restricción geográfica», concluye López-Vélez.

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.