La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha comunicado que  actualmente no hay ningún indicio de que el ibuprofeno agrave las infecciones por COVID-19, por lo que los pacientes que estén en tratamiento crónico con ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroideos como el ketoprofeno no deben interrumpirlo.

No obstante, la posible relación entre la exacerbación de infecciones con ibuprofeno o ketoprofeno es una señal que está en evaluación para toda la Unión Europea en el Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia, a solicitud de la agencia de medicamentos francesa (ASNM), cuyo análisis finalizará previsiblemente en mayo de 2020. En cualquier caso, las guías recomiendan el uso de paracetamol para el tratamiento sintomático de la fiebre como primera alternativa, con base en la ficha técnica y a la menor dosis capaz de controlar los síntomas.

Por otro lado, algunas publicaciones recientes procedentes de China sugieren que el tratamiento con medicamentos que actúan sobre el sistema renina-angiotensina (SRA), en particular los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los antagonistas de los receptores de angiotensina II (ARA II), podría ser un factor de riesgo de gravedad e incluso de mortalidad para pacientes hospitalizados infectados con el COVID-19. Sin embargo, hasta la fecha, no existen datos clínicos que avalen una mayor gravedad en la evolución de la infección en pacientes tratados con antihipertensivos del tipo IECA o con ARAII y las recomendaciones se basan principalmente en hallazgos experimentales, sin evidencia del efecto clínico real en seres humanos.

A este respecto, y en línea con las recomendaciones de la Sociedad Europea y Española de Cardiología, la AEMPS recomienda que los pacientes en tratamiento continúen con el mismo, sin que actualmente esté justificada modificación alguna. En los pacientes con infección por COVID 19 con síntomas severos o sepsis, tanto los antihipertensivos que actúan sobre el sistema renina angiotensina como de otro tipo, deben manejarse de acuerdo con las guías clínicas, teniendo en cuenta la situación hemodinámica del paciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.