La introducción del artículo 3 “pone en duda su legalidad”, según ENFERMERÍA

El Consejo General de Enfermería y Satse consideran que lo más razonable es que el texto no se publique en el BOE

La Mesa de la Profesión Enfermera ha presentado los dictámenes encargados a sus servicios jurídicos por los que impugnarán el artículo 3 del “no nato” (según las palabras del presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado) Real Decreto de prescripción enfermera.

Según esos dictámenes, el texto aprobado en Consejo de Ministros “provoca una enorme inseguridad jurídica”, según ha explicado Carlos Vázquez Cobos, del despacho de abogados Gómez Acebo y Pombo, que ha añadido además que la introducción del artículo 3 “pone en duda su legalidad”, también por su tramitación ya que después de esos cambios no se pidió un nuevo dictamen al Consejo de Estado. Además, según los juristas se trata de un texto que no se ajusta a la legalidad.

La incorporación del artículo 3 según los juristas «plantea muchos problemas», entre ellos que «deja sin contenido la regulación legal porque exige la intervención del profesional sanitario en todo momento y en todas circunstancias tanto para el diagnóstico y la prescripción y definición del protocolo», y esto es lo que provoca esa enorme inseguridad.

«Al introducir esta modificación en el último momento se plantean dudas muy serias en cuanto a la legalidad del procedimiento que se ha seguido porque no se ha solicitado un nuevo dictamen al Consejo de Estado», ha explicado Vázquez Cobos, que ha precisado que ese cambio modificaba sustancialmente el texto y por tanto debía haber pasado de nuevo por el órgano consultivo.

Además, han calificado de «excepcional» el hecho de que tras un mes desde su aprobación, no se haya publicado en el Boletín Oficial del Estado. En este sentido, Vázquez Cobos ha hecho hincapié en que estas valoraciones se llevan a cabo sobre un texto no publicado que por tanto estaría sujeto a modificaciones.

El informe que se ha presentado “hace desaconsejable su aplicación y se aconseja su impugnación”, por lo que según Máximo González Jurado es “inaplicable”.

Según estos informes de carácter jurídico, el RD ha introducido nuevas exigencias para el profesional y no las desarrollan ni se regula en el propio texto, lo que provoca además una gran inseguridad para el propio médico y el enfermero.

“El Real Decreto está muerto”, ha sentenciado el presidente del CGE, que se ha mostrado tranquilo respecto al futuro y creen que lo más razonable es que el BOE no lo publique.

Máximo González Jurado ha definido la situación como de «antología del disparate» y de «encerrona para el sistema, para los médicos, para los enfermeros y para los ciudadanos».

Además, cree que se trata de «un Gobierno cobarde» ya que «si tuvieran la conciencia tranquila, hubieran publicado el RD en el BOE al día siguiente».

Fuente: Redacción Médica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.