“El cuidado de Enfermería no se acaba en las camas del hospital ni en las consultas de Primaria, sino que hay un mundo de opciones en relación al cuidado y al conocimiento”. Así ha resumido Carlos Sesma, presidente del Colegio de Enfermería de Navarra, el contenido de la Jornada que se está celebrando hoy en Pamplona sobre Nuevos perfiles de Enfermería.

En la apertura del simposio, que se desarrolla en Baluarte con la presencia de 400 enfermeras y enfermeros navarros, ha participado el consejero de Salud, Fernando Domínguez, quien ha aprovechado para mostrar el compromiso de su departamento por “seguir luchando contra el Real Decreto que regula la prescripción enfermera”, al que ha calificado de “inadecuado e inaplicable”.

ENFERMERÍA PERICIAL Y RECLAMACIONES DE USUARIOS

En la primera mesa redonda, Esperanza Alonso, presidenta de la Federación Española de Enfermería del Trabajo, ha hablado sobre “Enfermería Pericial: la valoración de los cuidados”. Ha definido al perito como “experto o entendido en algo” y ha explicado que la pericia es “sabiduría, experiencia y habilidad. Y nadie sabe más sobre enfermería que un enfermero”.

En este sentido, ha asegurado a los asistentes: “cada día en vuestro trabajo hacéis actividades periciales y no os dais cuenta”. Por ello, les ha advertido: “si no hacéis vuestros propios informes y valoraciones periciales, van a venir otros a hacerlo”. Según ha indicado Alonso, la actividad pericial requiere características como “preparación técnica, moralidad y discreción” y ha insistido en que un informe pericial debe contener “conclusiones claras y muy objetivas, porque el juez es lego en materia de enfermería”.

Por su parte, la enfermera Conchi Molina, jefa de la Unidad de Atención al Paciente del Complejo Hospitalario de Navarra, ha realizado un análisis de las principales reclamaciones de los usuarios relativas al personal de enfermería. Según ha expuesto, las quejas más frecuentes se refieren a “las actitudes (el trato) y los cuidados básicos, así como a los recursos disponibles si afectan a las necesidades básicas, como incontinencia y alimentación sobre todo”.

Tal como ha indicado, el 67% de las personas que acudió en 2013 a la Unidad de Atención al Paciente lo hacía “para mostrar su agradecimiento con enfermería, el 32% fueron reclamaciones y el 1% restante, solicitudes”. Sin embargo, el análisis de los datos entre 2013 y 2015 muestra “una reducción en el porcentaje de agradecimientos, pero afortunadamente tampoco ha aumentado el número de reclamaciones”.

En la segunda mesa redonda de la mañana se han expuesto las funciones y actividades que realizan los profesionales de Enfermería en el ámbito estético y dermatológico, además de contar con el testimonio de un paciente, que ha hablado sobre la importancia de la implicación enfermera.

ENFERMERÍA ESCOLAR Y CIBERACOSO

“Los padres, educadores y cualquier profesional que tenga contacto con los niños y adolescentes deben estar alerta ante determinados signos que pueden alertarnos de un caso de ciberacoso”, ha afirmado Blanca González Arévalo, vocal por Castilla-La Mancha en la Sociedad Española de Enfermería Escolar.

González, que desarrolla estrategias de prevención y actuación frente al ciberacoso en centros educativos de la provincia de Toledo, ha analizado este fenómeno durante la conferencia de clausura titulada “Ciberbullying, grooming y sexting, análisis de un fenómeno tan virtual como real”.

Tal como ha explicado, la forma de manifestar que se está sufriendo ciberacoso puede ser muy variable. “Algunos niños tendrán una actitud extraña en casa modificando de forma más o menos rápida su conducta, lo cual puede llamar la atención de sus padres. Otros pueden manifestarse como una disminución de su rendimiento escolar que llame la atención a sus profesores. O algunos niños comenzarán a frecuentar la enfermería del colegio con síntomas diversos como dolor de estómago, dolor de cabeza, etc. y puede llamar la atención de la enfermera del colegio o del profesional del centro de salud que le atienda”.

Por ello, González ha reivindicado la importancia del papel de la enfermera escolar desde el primer momento de la prevención del ciberacoso, “junto al resto del equipo de docentes del centro. Hay que enseñar en el buen uso de las nuevas tecnologías desde pequeñitos. Si puede ser en 1º de Primaria, mejor, para ir creando una conciencia de bueno uso y hacerles protagonistas de su propia vigilancia frente al ciberacoso si existiera”. Del mismo modo, ha subrayado la importancia del trabajo en equipo por parte de la enfermera escolar y profesorado a la hora de la detección.

JAVIER IRURTIA

Fuente: Diario del enfermero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.