EPIDEMIA

Un total de 3.590 fallecimientos

No obstante, la OMS advierte que se ha de seguir en estado de alerta porque hay riesgo de nuevos brotes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el gobierno de Sierra Leona marcan el final del reciente brote de ébola en dicho país. Desde que se notificó la última persona infectada, han pasado 42 días, lo que supone dos ciclos de incubación del virus, y los análisis ya han resultado negativos en dos ocasiones y no hay nuevos casos.

Este último brote de ébola ha causado el fallecimiento de 3.590 personas en Sierra Leona y ha supuesto una epidemia que ha devastado a las familias y las comunidades en todo el país.

Este jueves 17 de marzo marca otro hito en los esfuerzos de Sierra Leona para derrotar el ébola. Un trabajo que la OMS elogia, resaltando la respuesta eficaz y rápida del gobierno de este país, sus socios y el propio pueblo. Desde las enfermeras, el personal sanitario encargado de vacunar, los movilizadores sociales, consejeros y líderes de la comunidad. Los sierraleoneses de los distritos afectados se movieron con rapidez y su implicación y dedicación fueron fundamentales e impactantes.

La rápida contención del brote fue también una demostración en tiempo real de la mayor capacidad a nivel de distritos y también nacional para responder a los brotes de ébola y otras emergencias de salud, siendo capaces de mitigar su impacto eficazmente. Las inversiones realizadas en los equipos de respuesta, en la vigilancia, el diagnóstico de laboratorio, la comunicación de riesgos, medidas de prevención y control de infecciones y otros programas han dado claramente sus frutos.

Sin embargo, la OMS sigue haciendo hincapié en que Sierra Leona, así como Liberia y Guinea, todavía están en riesgo de brotes de ébola, en gran parte debido a la persistencia del virus en algunos supervivientes, y por lo tanto deben permanecer en estado de alerta y preparados para responder.

Para ello, resulta fundamental mantener una estrecha vigilancia y la capacidad de respuesta de emergencia, practicando además unas medidas de higiene rigurosas en el hogar y en los centros de salud. La participación de los sierraleoneses debe ser activa. La vigilancia, el screening y las recomendaciones también deben proporcionarse a los supervivientes como parte de la mejora de los servicios de salud para todos.

La OMS continuará trabajando con el Gobierno de Sierra Leona y sus socios para construir un sistema de salud más resistente con el que poder prevenir, detectar y responder a futuros brotes y para fortalecer los servicios de salud esenciales en todo el país.

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.