mosquito enfermedad contagio

·         Se estima que los JJOO atraerán a medio millón de personas entre participantes y asistentes

·         En Brasil es invierno, época de menor actividad del mosquito, por lo que se cree que se reducirá el contagio

·         ¿Qué tengo que hacer si voy a los Juegos Olímpicos de Brasil?

  • En marzo de este mismo año, a falta de poco más de cuatro meses para el comienzo de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, que se inauguran hoy, salía a la luz una carta firmada por más de 120 científicos y expertos en salud de todo el mundo solicitando el retraso (o traslado) del mayor evento deportivo mundial. El motivo no es otro que la preocupación por el Zika, el virus que circula desde hace casi medio año por Brasil y que la celebración de los Juegos Olímpicos podría ayudar a expandir, ¿o no?

·         Riesgo individual

  • A finales de mayo el jugador de baloncesto Pau Gasol copó todos los titulares al declarar que estaba valorando si acudir o no a los Juegos precisamente por el Zika. Y no es el único: en los últimos meses se han ido conociendo nombres de deportistas de élite que han renunciado a Río para no correr ningún riesgo: los golfistas Jason Day (número uno mundial) y Marc Leishman o el ciclista Tejay van Garderen ya comunicaron su renuncia; la tenista Serena Williams, la portera de fútbol Hope Solo y el tenista Novak Djokovic plantearon sus dudas y algunos atletas masculinos como el saltador Greg Rutherford han decidido congelar su esperma.
  • ¿Pero cuál es realmente el riesgo de contraer el Zika? El epidemiólogo Mikkel Quam empleó un modelo matemático y datos de brotes previos en Río para hacer el cálculo y el resultado es de 1/32.000. Si los Juegos atraen a 500.000 personas eso significa que se podrían contabilizar entre 2 y 16 casos adicionales, frente a los 36 que se añadirían a la cuenta del dengue. Sólo un 4% de los que acudan a este evento sufrirán la picadura de un mosquito infectado y de ellos un número mucho menor desarrollará la enfermedad.
  • Tampoco es éste el mayor peligro: se acercan las semanas de mayor incidencia de gripe en Brasil, donde además la gripe A está siendo especialmente dañina y ya se ha cobrado más de 1.000 vidas. Las intoxicaciones alimentarias también son frecuentes: en lo que va de año se han declarado 138 brotes, sólo en 2015 se declararon 673, y Río de Janeiro está en uno de los focos de mayor incidencia (reúne el 43,8% de los casos del país entre 2007 y 2016). Y más allá de enfermedades, los accidentes de coche son una de las primeras causas de muerte en Brasil para los viajeros de menos de 55 años y la violencia es una amenaza constante: Brasil registra el 10% de los homicidios en todo el mundo.
  • Por otro lado, los Juegos de Río coincidirán con el invierno brasileño, época de menor actividad del mosquito, por lo que se presume que también se reducirá el contagio. Para hacer una afirmación como ésta se basan en el curso de una enfermedad transmitida por el mismo vector y de gran incidencia en Brasil: el dengue.
  • Tal y como se ve en el gráfico, durante los meses de invierno (los Juegos se celebran entre el 5 y el 21 de agosto) la incidencia desciende, si bien es cierto que no desaparece.
  • Otra de las razones para creer en un menor riesgo la constituyen las intensas campañas de fumigación que se han realizado en todo el territorio brasileño. Pedro Arcos, director de la Unidad de Investigación en Emergencia y Desastres de la Universidad de Oviedo y uno de los firmantes de la petición del retraso de los Juegos, no cree que esta fumigación haya sido lo más eficaz: «Esta medida está destinada al control de los vectores, pero va dirigida a la fase adulta del mosquito, no a las anteriores que son acuáticas. Para enfrentarse a ellas habría que poner en marcha iniciativas de recogida de basuras, control de depósitos de agua… y en general medidas relacionadas con la mejora de las condiciones sociosanitarias e higiénicas. Y por supuesto no son acciones que se puedan realizar de un día para otro».
  • En cualquier caso, el riesgo de contagio es mínimo y, si sólo tenemos en cuenta la perspectiva individual, el peligro que reporta el virus es limitado, salvo en algunos casos.

Fuente: El mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.