Satse, demandará al nuevo Gobierno que acabe con el bloqueo permanente que sufre el desarrollo profesional del colectivo enfermero, ya que supone una grave «estafa» a la sociedad y los profesionales, y le exigirá también que ponga fin al «agravio comparativo» existente respecto a los médicos.

Así se acordó en una reciente reunión de la Comisión Permanente del Comité Ejecutivo Estatal de Satse, que, entre otros asuntos, abordó la situación actual de la profesión enfermera en nuestro país de cara a planificar las líneas estratégicas de actuación de la organización una vez se constituya el nuevo Gobierno de la Nación.

Los responsables de la organización sindical concluyeron que, en la actualidad, cualquier propuesta de mejora de la profesión en aras a beneficiar también a la ciudadanía es «bloqueada» por la administración correspondiente, al entender que no es políticamente rentable y que puede colisionar con los intereses de la élite médica. Entre otros ejemplos, se citaron el aumento de las plantillas para equipararnos con los países de nuestro entorno, la implantación de los enfermeros especialistas y el desarrollo de la prescripción enfermera.

A juicio de Satse, este bloqueo supone una grave «estafa» a la sociedad, porque no se da una respuesta satisfactoria a sus problemas de salud, y, además, la formación de todos estos profesionales exige un esfuerzo y una inversión al sistema de la que no se benefician los ciudadanos, apuntando también que muchos profesionales se ven abocados al paro o la emigración.

Asimismo, los miembros de la Comisión Permanente denunciaron el «agravio comparativo» que sufre el colectivo enfermero respecto a los médicos. Entre otras situaciones «intolerables», se expuso que, en algunas comunidades autónomas, la médico embarazada recibe su sueldo íntegro durante la baja maternal, mientras que la enfermera sufre una merma importante en sus retribuciones

Además, los médicos, cuando cumplen 55 años, pueden solicitar la exención de guardias, sin merma retributiva, en prácticamente todas las comunidades autónomas, mientras que las enfermeras sólo tienen ese derecho reconocido, en cuatro CC.AA. y, además, con pérdida económica.

También se recordó que en el peor periodo de la crisis se redujeron las retribuciones de la hora de guardia de la enfermera de Atención Primaria y Especializada en una media que ronda el cuatro por ciento, y, por el contrario, el médico incrementó la misma en varias comunidades autónomas.

Por último, desde Satse se puso en evidencia que la precariedad laboral de la profesión enfermera es, según el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), de 4,87 contratos por persona, mientras que, en el caso del médico es de 3,56 contratos por persona. Es decir, que la precariedad laboral de los médicos es inferior en un 25 por ciento.

«Todo ello es más grave, si cabe, si tenemos en cuenta que la ratio de médicos por habitante está muy por encima de la media europea, mientras que la de enfermeras se encuentra en menos de la mitad de la ratio de los países de nuestro entorno», concluyeron.

Fuente: Gaceta Médica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.