JOSÉ MARÍA VERGELES Consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura

Extremadura lleva tiempo trabajando para paliar los efectos de los ajustes derivados de la crisis económica y dar un nuevo enfoque al modelo de asistencial. Los planes estratégicos en los diferentes niveles forman parte ya del quehacer diario del equipo que dirige el consejero de Sanidad, José María Vergeles. GM ha analizado con él la sanidad extremeña.

  1. Se tienen que aprobar presupuestos en breve. ¿Habrá mayor partida para Sanidad?
  2. En 2016 crecimos un 12,7 por ciento. Fuimos capaces con el extra FLA de poder pagar a proveedores y ahora mismo estamos cumpliendo con el periodo medio de pago a proveedores según la Ley de Estabilidad Presupuestaria. No espero un crecimiento tan espectacular como el que tuvimos en 2016, si bien quiero pensar que los grupos políticos pueden estar de acuerdo en una subida que ayude a mejorar el capítulo II, que es donde están los verdaderos problemas de cualquier servicio regional de salud, y del extremeño en particular.
  3. ¿Habrá posibilidad de inversión en nueva tecnología?
  4. Estamos trabajando en la compra de nueva tecnología. Vamos a empezar por los aceleradores lineales. Son los elementos que más nos preocupan en este momento, por cuanto es el tratamiento radioterápico de tumores que en este momento por la obsolescencia de los aparatos están caducando sus periodos de garantía. Estamos intentando buscar fórmulas que permitan el pago por uso de alta tecnología en el resto de los hospitales. Tenemos que ser capaces de pagar por uso y garantizar una renovación tecnológica. Sería una especie de renting.
  5. En enero se inició la revisión del mapa sanitario para poder llevar a cabo la verdadera coordinación socio-sanitaria. ¿Hay novedades?
  6. Sí. El mapa sanitario está bastante avanzado. En una población tan dispersa como la nuestra, con 42.000 kilómetros cuadrados, hemos puesto el foco en la distribución de las zonas de salud y aquello que afecta al mapa de atención primaria. El mapa sanitario está prácticamente cerrado. Pero lo importante de este trabajo es que al mismo tiempo estamos desarrollando el mapa social. Si somos capaces de hacerlos complementarios y solapar el mapa sanitario y social, tendremos asegurada la coordinación asistencial desde la base. No será una coordinación sociosanitaria de arriba abajo, sino una coordinación donde un trabajador de un servicio de atención social básica se coordina con el trabajador de un equipo de atención primaria de salud. Ahí estaría la verdadera coordinación. Esa es la novedad del mapa socio-sanitario extremeño.
  7. Hace dos días las comunidades autónomas se reunían en el Ministerio de Sanidad para atajar el problema de la precariedad. ¿Cómo afecta en Extremadura la temporalidad laboral?
  8. No tenemos mucha temporalidad. Y lo digo al compararme con otras CC.AA. Tenemos un 21 por ciento de temporalidad en el empleo sanitario y un dos por ciento de eventualidad en el sector sanitario. Son cifras que no son de las más importantes del resto de los servicios regionales de salud. Estamos preocupados por este tema, primero, porque la sentencia desde nuestro punto de vista hace todavía más rígida la adaptación a las contingencias que se producen en el ámbito sanitario como consecuencia de cambios en determinantes de salud, patrones epidemiológicos o campañas que se puedan iniciar en el sector salud. Pero como tenemos que acatarla y someternos a ella nuestra idea con respecto a la temporalidad es que esto debe ser una respuesta armonizada por parte de todo el SNS. Por tanto, celebramos que se haya reunido el pleno de la comisión de Recursos Humanos del SNS para llegar a la conclusión de que hay que generar un grupo de trabajo de las CC.AA. que nos permita conocer cuáles son las medidas a tomar.
  9. ¿Cuál es la solución a su juicio?
  10. Hay un tema de profundo calado que hay que afrontar como país. La temporalidad se acaba convocando ofertas públicas de empleo (OPEs). Se convocan oposiciones con más plazas si el Gobierno elimina la tasa de reposición del sector sanitario. A ello iremos. Lo exigiremos en el Consejo Interterritorial, en la Asamblea de Extremadura, y allá donde lo tengamos que exigir, para que la tasa de reposición desaparezca del ámbito sanitario y seamos capaces de convocar verdaderas oposiciones que den cobertura a ese 21 por ciento de interinos que tenemos en el SES.

Pregunta. Extremadura fue en 2015 una de las regiones donde más ha subido el gasto. ¿Cuáles van a ser las medidas a implementar en una situación de intervención por Hacienda?

  1. Las medidas se están tomando en varios ámbitos. La primera es crear una comisión central de farmacia que permita analizar cuáles son los factores que están incidiendo en ese incremento del gasto. Con respecto a la farmacia ambulatoria lo más importante se encuentra en el precio por receta, que es el más alto de todo el país. Tenemos que bajarlo. Estamos trabajando con un programa de intercambio de equivalentes.
  2. ¿Unas subastas?
  3. No, subastas no. De momento no nos las planteamos. Es un programa de intercambio de equivalentes terapéuticos. Y junto a él estamos fomentando la prescripción por principio activo. Es una política con mucho margen de recorrido. En farmacia ambulatoria hay una tercera cuestión: introducir un módulo de ayuda a la prescripción, de asesoramiento a la prescripción sobre la alternativa más eficiente para el médico, integrado dentro del sistema JARA.
  4. ¿Y en hospital?
  5. Hemos empezado con la compra centralizada. Además estamos avanzando bastante rápido en la política de biosimilares. Para las innovaciones que vayamos adquiriendo, la contratación centralizada nos está permitiendo hablar con la industria farmacéutica para que los contratos sean con techo de gasto con gestión de riesgo compartido.

http://www.gacetamedica.com/politica/la-temporalidad-se-acaba-convocando-opes-y-eliminando-la-tasa-de-reposicion-YD577032

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.