Es enfermera y es, además, una verdadera artista. Se llama Azucena Marzo y la acompañamos en la Unidad de Micropigmentación Mamaria del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, donde trabaja redibujando pezones, areolas y cejas a aquellas mujeres que los han perdido por culpa de la enfermedad. Lo hace a través de una técnica menos invasiva que el tatuaje pero con efectos estéticos similares. Pocas mujeres saben que se trata de una prestación de la Seguridad Social, y es que sólo algunos hospitales la incluyen en su cartera de servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.