El organismo sanitario ya advirtió de la posibilidad de nuevos casos

Un laboratorio británico ya tenía las muestras sospechosas ayer

La confirmación de una nueva muerte por ébola menos de 24 horas después de que la Organización Mundial de la Salud declarase el fin oficial del brote (tras 42 días sin nuevos casos en ninguno de los tres países africanos afectados) ha despertado ya las primeras críticas contra este organismo.

Como señala la agencia Reuters, mientras los portavoces oficiales de la OMS declaraban ayer el fin del brote con todas las cautelas necesarias, un laboratorio británico ubicado al norte de Sierra Leona analizaba ya las muestras sospechosas de una joven fallecida dos días antes en el país africano (donde no se registraba ni una sola infección desde noviembre).

Esta desafortunada coincidencia resalta ahora las palabras de cautela de los protavoces de la OMS al anunciar Liberia país libre de ébola tras 42 días sin nuevas casos, y en las que ya se anunciaba que se podrían producir nuevos casos de ébola.

De hecho, Tarik Jasarevic, portavoz delorganismo sanitario de Naciones Unidas, defiende que de alguna manera lo ocurrido «refleja lo que decíamos ayer, que sigue existiendo riesgo y que el brote sigue aún en una fase crítica que nos obligará a mantener toda la vigilancia epidemiológica«. A su juicio, es importante diferenciar entre transmisión mantenida del ébola, que es lo que ha venido ocurriendo en los dos últimos años (con 28.000 casos y 11.000 fallecidos), y casos esporádicos, que son los que se pueden seguir dando todavía.

La persistencia del virus en fluidos del organismo de supervivientes, como el semen o la leche materna, está detrás de este riesgo persistente.

Por el momento, las autoridades de Sierra Leona investigan a 27 personas que podrían haber estado en contacto estrecho con la joven de 22 años fallecida el martes. Aunque inicialmente acudió al hospital por los síntomas, todo indica que fue dada de alta sin que los médicos considerasen que se trataba de un potencial caso de ébola.

A pesar de todo, el Gobierno de Sierra Leona actuó con rapidez y un equipo médico asesorado por la OMS ya investiga el origen del caso e intenta identificar a todos los contactos de la mujer fallecida para iniciar cuanto antes los protocolos de contención.

Una vez finalizado este proceso, y cuando hayan pasado tres semanas desde que se produjo el contacto -periodo de incubación- y todos los sospechosos hayan dado negativo dos veces al test de diagnóstico, comenzará de nuevo el periodo de 42 días hasta que Sierra Leona pueda ser declarado otra vez país libre del ébola.

Liberia ha anunciado tres ocasiones ese estatus, incluida la de ayer jueves, pero en las dos primeras veces han surgido casos de cadenas de transmisión desconocidas, mientras que en Sierra Leona es la primera vez que se registra un nuevo caso tras ser declarada libre de ébola en noviembre.

Actualmente la OMS tiene 12.000 colaboradores desplegados en Guinea, Liberia y Sierra Leona, que reducirá a 9.000 en marzo y a 6.000 a lo largo del resto del año. La situación geográfica de los tres países, que comparten una zona fronteriza muy amplia en la que el movimiento de personas y mercancías es constante, dificulta la vigilancia del virus y la contención de casos incluso en las naciones que ya han acabado con la epidemia, con lo que el riesgo de reaparición es elevado.

La epidemia se declaró en marzo de 2014 -los primeros casos se remontan a diciembre de 2013- y registró 11.300 muertes y 28.500 casos, aunque la OMS ha reconocido que estas cifras pueden ser menores por la poca fiabilidad de algunas pruebas y la falta de controles al comienzo del brote

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.