Dos enfermeras austríacas, Marianne Stöger y Margaritha Pissarek, han sido propuestas para el Nobel de la paz por la Asociación Coreana de Enfermeras, tras cuatro décadas de dedicación y cuidado de pacientes afectados por la enfermedad de Hansen, popularmente conocida como lepra.

La historia de estas dos mujeres, que llegaron a la isla coreana de Sorok en los años 60 con apenas veinte años, se narra en un documental que ha sido adaptado y subtitulado al castellano por el Consejo General de Enfermería.

Desde el primer momento tras su llegada a la isla, ambas llamaron la atención de los coreanos por su aspecto tan diferente -rubias con ojos azules- y su delicado trato a los enfermos, a los que trataban con las manos desnudas pese a que en la época se creía que la lepra podía transmitirse por el simple contacto de la piel. Con su trabajo lograron devolver la dignidad a sus pacientes, quienes eran considerados prácticamente malditos y vivían aislados tanto física como emocionalmente.

Debido a esta gran labor se ganaron el apodo de ‘los ángeles de Sorok’, representando de la mejor manera los valores de la Enfermería. Ya en 2005 y afectadas por los problemas de salud típicos de su avanzada edad, ambas decidieron abandonar Corea y volver a su Austria natal, dejando atrás una carta de agradecimiento por todo el cariño y respeto recibidos a lo largo de los años.

Por ello queremos sumarnos a la iniciativa puesta en marcha por la Asociación Coreana de Enfermeras y respaldada por el Consejo General, con el objetivo de conseguir un millón de firmas y postular a Marianne y Margaritha como candidatas al Nobel de la Paz –premio que se entrega siempre en vida. Para registrar las firmas, se ha habilitado un formulario a través de este enlace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.