La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado nuevas notas informativas sobre dimetilfumarato (Tecfidera), fingolimod (Gilenya) y dolutegravir.

En el caso del dimetilfumarato, se contraindica el uso en caso de sospecha o confirmación de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) en el paciente, y se recomienda realizar un hemograma completo antes de iniciar el tratamiento.

En cuanto al fingolimod, se han identificado casos de daño hepático, incluidos cuadros graves que requirieron trasplante, en pacientes con dicho tratamiento. Es necesario por tanto realizar pruebas de función hepática, antes, durante y después del tratamiento para minimizar los riesgos.

Por último, los últimos datos disponibles indican que el uso de dolutegravir durante el embarazo no se asocia a un mayor riesgo de defectos del tubo neuronal que el que presentan otros medicamentos indicados para el tratamiento de VIH, por lo que se han eliminado las restricciones a este respecto.

Puede accederse a las notas informativas para sanitarios desde la web de la AEMPS.

Cabe recordar la importancia de notificar todas las sospechas de reacciones adversas al Centro Autonómico de Farmacovigilancia correspondiente del Sistema Español de Farmacovigilancia, pudiéndose notificar también a través del formulario electrónico disponible en la web www.notificaRAM.es.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.